OskarLopez_taller

Entrevista al sastre bilbaino Oskar López Ileaña

Oskar López Ileaña es uno de los sastres más reconocidos de Bilbao desde que en septiembre de 2001, tras ocho años trabajando como sastre en Loewe, decide independizarse y montar su propia sastrería artesanal en la que materializar sus sueños. Aunque en esos primeros años su confección principal era el traje de ejecutivo, actualmente casi el 50% de su trabajo está enfocado a los trajes de ceremonia. Oskar López Ileaña, socio miembro del prestigioso Club de Sastres de España, ofrece a los futuros novios algo tan sencillo a la par que complicado como es un traje a medida para lucir perfecto el día de su enlace.

OskarLopez_taller

Jardín de Barretaguren: Oskar, hemos podido leer en tu biografía que tanto tu padre como tu madre fueron sastres.

¿Convertirte en uno de ellos fue una elección natural? ¿Qué fue lo que verdaderamente te atrajo de este oficio artesanal?

Oskar: Supongo que ver por la rendija de una puerta semiabierta tanto a tu padre como a tu madre todo el día cortando telas y cosiendo, algo habrá tenido que ver. Poco a poco comencé a ayudarles en el taller y así fue cómo esta profesión me fue ganando, aunque mi espinita clavada es no haber sido profesor, porque me encanta el mundo de la enseñanza.

OskarLopez_sastre

Tejidos, tijeras y un metro, tres imprescindibles para el trabajo de Oskar López Ileaña

Jardín de Barretaguren: Después de todos estos años de experiencia, ¿con qué antelación recomiendas que vaya el novio a verte? ¿Cuánto tiempo medio tardas en confeccionar un traje?

Oskar: El tiempo medio estimado para la realización de un traje de ceremonia a medida es de 3 meses. Otra cosa es el volumen de trabajo que se concentra en determinadas épocas del año y que puede hacer que esos 3 meses se dilaten algo más.

Jardín de Barretaguren: Y el proceso a seguir, ¿cuál es? ¿Qué le preguntas, por ejemplo, al novio en esa primera visita?

Oskar: Antes de que vengan, siempre les digo que si quieren venir acompañados vengan con aquellas personas que les van a acompañar a lo largo del proceso. Una vez que vienen, en esa primera visita les doy toda la información que creo necesitan y les animo a que salgan y conozcan a otros sastres y opten por aquel que más confianza les haya dado. Al final, en este trabajo, la relación de confianza que se establece entre el sastre y el novio tiene que ser del 100%.

Luego ya en la segunda visita, hablamos de tejidos, colores, hechuras y les tomo medidas. Después de eso, normalmente con 2 o 3 pruebas es suficiente.

Jardín de Barretaguren: Sabemos que traes telas de todo el mundo para confeccionar tus trajes de ceremonia, ¿cuáles son las que aconsejas para cada época del año? ¿Hay diferencia entre las telas a elegir para un traje de este tipo y para uno de ejecutivo?

Oskar: Mi recomendación como profesional es que el tejido de un traje de ceremonia, al igual que el de un traje de ejecutivo, no debe de tener un gramaje inferior a 290 gramos, independientemente de la época del año. Este es uno de los secretos que va a hacer que un traje quede como tiene que quedar, sin hacer gestos raros a la hora de sentarte o a la hora de moverte con naturalidad.

Jardín de Barretaguren: Y sobre complementos, ¿cuáles dirías tú que son indispensables para completar un traje de ceremonia?

Oskar: Para mí menos es más. Aun así, la corbata, los gemelos y los tirantes me parecen 3 elementos que no pueden faltar en un traje de ceremonia. El chaleco siempre da más empaque y, en mi caso, me gusta que sea del mismo color que el resto del traje.

OskarLopez_trajes

El color azul seguirá siendo tendencia en los trajes de ceremonia

Jardín de Barretaguren: Algunas tendencias en trajes de novios de 2016 como el color azul, el borgoña o el gris y los trajes slim parece que se van a quedar otra temporada más, pero ¿qué otras tendencias destacarías para 2017?

Oskar: El color azul se va a seguir viendo en muchos trajes de ceremonia. Otra cosa es que nos acojamos a lo que dicta el protocolo porque, en ese caso, nos tendríamos que ir a un color gris marengo. Sobre esto del protocolo, más importante que seguirlo creo que es conocerlo: si te lo vas a saltar, sáltatelo de forma consciente, no por desconocimiento.

En cuanto a los trajes slim, en 2017 también seguiremos viéndolos: ajustados y marcando el tipo, pero sin que ello suponga falta de libertad en el movimiento.

Jardín de Barretaguren: Para terminar nos gustaría preguntarte si crees que la sociedad bilbaina y, por extensión, la de Bizkaia es todavía muy tradicional con respecto a la forma de vestir. ¿En los trajes de novio se nota también este clasicismo o hay novios más atrevidos?

Oskar: Sí, la sociedad bilbaina continúa siendo muy tradicional algo que, para mi forma de ver, es totalmente acertado. Llevar un traje u otro dice mucho de la persona que lo lleva, es una forma de comunicar. Por ello, me gusta conocer bien a los novios: lo que a uno le puede quedar como un guante, es más que probable que a otro no le siente bien. Es importante que quien lleve un traje hecho a medida lo sepa “defender” a la perfección, así que hablaría más de novios que son capaces de levantar trajes más especiales que de novios atrevidos.
Avatar

Jardín de Barretaguren

1 Comments


LEAVE A REPLY


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.