cuba2_lunademiel

Próximo destino: nuestra luna de miel

Ya ha pasado vuestro gran día y ahora es momento de disfrutar, relajarse y dejar atrás todos los nervios de la boda: ha llegado la tan ansiada luna de miel.

Aunque el origen del viaje de novios no tiene nada que ver con el sentido actual del mismo, es cierto que antes y ahora marca el inicio de una nueva etapa. Pero, ¿sabéis cuál es el origen del término “luna de miel”? En la cultura babilónica existía una tradición que consistía en que el padre de la novia tenía que proveer a su yerno de cerveza con miel durante un ciclo lunar o, lo que es lo mismo, un mes. También en la antigua Roma la madre de la novia dejaba en el dormitorio de la nueva pareja una vasija con miel porque se consideraba que era un alimento que mejoraba la fertilidad. Curioso, ¿verdad? Pero dejemos el pasado y, ¡vamos a viajar!

CUBA

Nuestra primera propuesta es esta isla a la que, por cierto, emigró en busca de fortuna nuestro antepasado Silvestre Uribarri, persona clave para entender lo que hoy es Jardín de Barretaguren.

Cuba es una isla llena de contrastes y, aunque se está abriendo a la modernización, conserva tanto ese carácter isleño que tanta fama le ha dado como ciertas reminiscencias a la antigua Unión Soviética. Sus coches de colores, la Habana Vieja, sus plantaciones de tabaco y sus aguas cristalinas son algunos de sus reclamos turísticos.

cuba4_lunademiel               cuba2_lunademiel

Buscad los destinos alternativos como Cayo Levisa para descansar, María La Gorda para bucear y pueblos del interior como Viñales o Pinar del Río, lugares en los que poder hacer un trekking y conocer la Cuba más auténtica.

CONOCIENDO ESTADOS UNIDOS

Nueva York

Nueva York, la gran manzana o la ciudad que nunca duerme, llamadla como queráis pero id a conocerla y a caminarla. Además, puede ser el inicio perfecto para unos días en Estados Unidos, bien con un circuito más o menos establecido, bien a vuestro aire.

nyc_lunademiel               nyc4_lunademiel

Y un consejo: ya que estáis allí, no os quedéis sólo en Manhattan y disfrutad de los otros 4 barrios de esta arrolladora ciudad: cruzad los puentes de Brooklyn y Queens, subid hasta el Bronx y visitad Staten Island (un secreto: los ferrys que unen este barrio con el de Manhattan son gratuitos y pasan por delante de la Estatua de la Libertad… ¡shhhhh!).

El Gran Cañón

Por muchas imágenes que hayáis visto de El Gran Cañón, os impresionará una vez lleguéis allí. Dependiendo de en qué época del año vayáis, os puede parecer que hay mucho turismo y mucha gente, pero si os alejáis unos metros de las zonas de los miradores más famosos, encontraréis la paz absoluta. Disfrutad del silencio y de las vistas e imaginaos cómo fue aquello hace miles de años. Da vértigo pensarlo, ¿no?

gc_lunademiel

San Francisco

Esta ciudad merece que le dediquéis unos cuantos días para disfrutarla al máximo. Si, además, queréis conocer algunas de sus poblaciones cercanas como Sausalito, Oakland o Berkeley, qué menos que 1 semana de disfrute en esta parte de la costa oeste de Estados Unidos. Cruzar el Golden Gate y comerse unos cangrejos en la zona del puerto son 2 imprescindibles en esta ciudad. ¡Y llevad ropa de abrigo, que hace frío también en agosto!

sf_lunademiel

Las Vegas

Lo que ocurre en Las Vegas, en Las Vegas se queda. Dad rienda suelta a vuestro lado más divertido, casaos otra vez en una Wedding Chappel y jugad unos dólares en alguno de los casinos. Eso sí, ojo con querer haceros una foto dentro, que están prohibidísimas.

lv_lunademiel

MÉXICO

Desde la absoluta masificación de Cancún hasta playas casi vírgenes; desde el caos de D.F. hasta ciudades con tanta historia como Chiapas, México es un país para explorar. Conocer su pasado, disfrutar de sus ruinas mayas y, cómo no, probar su gastronomía, pueden ser las excusas perfectas para elegir este destino como lugar de vuestra luna de miel y combinar unos días de relax con otros de enriquecimiento cultural.

mejico_lunademiel           mejico3_lunademiel

PARÍS Y CERDEÑA

París es la ciudad de los enamorados por excelencia y el destino idóneo para una luna de miel romántica y urbana. Esta capital europea os enamorará por sus rincones con encanto, sus majestuosos monumentos, su gastronomía y por la cultura bohemia que inunda cada una de sus calles, sobre todo en Montmartre. ¡Aprovechad y traeros vuestra caricatura de recuerdo!

paris2_lunademiel               paris_lunademiel

Después de visitar París os proponemos unos días de descanso en Cerdeña, en alguna de sus calas paradisíacas en las que relajaros del bullicio de la ciudad. ¿Por qué Cerdeña? Por sus pueblos medievales que esconden la cultura italiana menos conocida, por sus playas de arena blanca y aguas cristalinas y por su gastronomía mediterránea que hará que os chupéis los dedos. ¡Y recordad que la comida italiana va más allá de la pizza!

cerdena_lunademiel

 

Jardín de Barretaguren

2 Comments


LEAVE A REPLY