Jardíndebarretaguren_xabivide

Tendencias de novia que no pasan de moda

Elegir el vestido de novia con el que darás tu “sí, ¡quiero!» es uno de los momentos más especiales de los preparativos de una boda. Y no sólo por ese secretismo que rodea al mismo, ya que normalmente son muy pocas las personas que conocen con antelación cómo será ese vestido; también es muy especial porque la novia sabe que todas las miradas se dirigirán a ella en más de un momento a lo largo del día.

Si bien es verdad que todos los años se presentan las novedades y los estilos que imperarán en las bodas de la siguiente temporada, también es verdad que hay muchos detalles y tipos de telas, patronajes, etc., que nunca pasan de moda. ¿Nos acompañáis a descubrir cuáles son algunos de ellos?

Ser fiel a ti misma

Elijas el tipo de vestido que elijas, lo primero que todo profesional de la moda te dirá es que seas fiel a ti misma y que no elijas para ese día algo que no vaya con tu estilo. Una novia en su boda tiene que encontrarse cómoda consigo misma, no en vano van a ser muchas horas siendo coprotagonista de un día mágico, viviendo muchísimas emociones.

Sandra García (@santxipantxi) con el look nupcial que eligió para el día de su boda en Jardín de Barretaguren. Un vestido de la diseñadora Alicia Rueda con pendientes de Legorburu Atelier.
Imagen: Días de vino y rosas

El look elegido por Sandra el día de su boda fue un buen ejemplo de ser fiel a sí misma: vestido diseñado y confeccionado por Alicia Rueda en el que tanto la tela seleccionada como las mangas de encaje con un fino contraste en color negro, dieron como resultado que Sandra fuera ella misma con un look de “wow”. Además, los pendientes de Legorburu Atelier, combinando el dorado en contraste con el negro de la parte más de fantasía, le dieron ese toque tan personal y original.

Coronas y adornos de flores

¿Sabes de dónde viene la tradición de adornarse el cabello con detalles florales? Procede de la Antigua Grecia donde, tanto hombres como mujeres, adornaban sus cabezas el día de su boda para ahuyentar a los malos espíritus.

Esta tradición sigue existiendo hoy en día y es otra de las tendencias que no pasan de moda y son muchas las novias que eligen llevar algún detalle floral para complementar su peinado. Bien en forma de corona, de diadema alta o de pasador es, además, la excusa perfecta para que el novio luzca también un detalle a conjunto en el ojal de su chaqueta.

Manuela con el look nupcial que eligió para el día de su boda en Jardín de Barretaguren. Un precioso vestido vintage que combinó con una semi diadema de flores.
Imagen: Marta Etxebarria

La semi diadema que Manuela lució el día de su boda y que, además, era el lugar desde el que nacía el velo de su look nupcial, fue el complemento perfecto para su precioso vestido de aire vintage.

Espaldas descubiertas

Si eres una novia atrevida, hay una tendencia que en Jardín de Barretaguren vemos a lo largo de las temporadas de bodas: las espaldas descubiertas. Este detalle de la parte trasera del vestido permite, además, jugar con diferentes tipos de aberturas, diferentes tejidos y diferentes alturas en este escote.

Hay novias que se decantan por un vestido con este detalle pero que les da cierto reparo llevar si su ceremonia va a ser religiosa. No hay de qué preocuparse, porque las profesionales de la moda saben cómo adaptar este tipo de vestidos a cualquier situación; desde una capa superpuesta, una estola o un velo, la solución está ahí.

Itziar Mangana con el look nupcial que eligió para el día de su boda en Jardín de Barretaguren. Un precioso vestido diseñado por Alicia Rueda y con una espectacular espalda descubierta que combinó con  un tocado de plumas de Anita Ribbon.
Imagen: Olatz Soto

En la imagen, el espectacular y, por qué no decirlo, atrevido, escote trasero de Itziar en su boda fue un “wow!” que quedó patente en momentos como este. Alicia Rueda fue la artífice de este vestidazo que nuestra novia lució a la perfección junto con el tocado de plumas obra de Anita Ribbon.

Estilo boho chic

Como bien sabéis quienes seguís nuestro blog y nuestras redes sociales, en Jardín de Barretaguren ofrecemos personalizar nuestra finca acorde a vuestro gusto y a vuestro estilo. Así, hemos sido testigo de bodas de todo tipo y en ellas siempre hay un elemento común: el vestido de la novia siempre va acorde con esa personalización.

Las características de Jardín de Barretaguren hacen que las bodas de estilo boho chic encuentren en nuestra casa el lugar perfecto para su celebración.

Patricia con el look nupcial que eligió para el día de su boda en Jardín de Barretaguren. Un precioso vestido diseñado con inspiración boho chic de la tienda de Margriet Wagenaar de Ibiza.
Imagen: Orlando Gutiérrez

Este fue el caso de Patricia y Eli, que se decantaron por hacer del día de su boda una extensión de su estilo de vida, una vida que les ha llevado a vivir a lugares de lo más exóticos. Por eso, el vestido de Patricia reflejó también ese espíritu aventurero, un vestido de Margriet Wagenaar comprado en Ibiza.

El vestido de Patricia llevaba varias de las tendencias de las que nunca pasan de moda: ligeros volantes en el inferior, manga larga y detalles de encaje superpuesto a lo largo del vestido. Los principales complementos que eligió también fueron un acierto y, es que, ¡estaba guapísima con la diadema de Anita Ribbon y con su original ramo de novia de Flores Elorz!

Líneas sencillas

Y, por último, si hay una tendencia que nunca pasa de moda en un vestido de novia esa es la sencillez. Una sencillez que hemos visto en varias novias a lo largo de estas temporadas de bodas y que hemos confesar que nos encanta.

Además, la sencillez no está para nada reñida con aunarla con otras tendencias en el look nupcial, bien sea en el propio vestido, bien sea en los complementos.

Leticia con el look nupcial que eligió para el día de su boda en Jardín de Barretaguren. Un precioso vestido diseñado en tono nude diseñado por Castellar Granados.
Imagen: Fran Llano Photography

Leticia escogió como primer look para el día de su boda un delicado vestido de Castellar Granados en color nude con una fina vainica y ondas, manga larga abullonada a partir del codo y falda lisa. La parte superior del vestido era una verdadera obra de arte que se ajustaba perfectamente a la silueta de nuestra novia. El ramo de novia, en tonos complementarios al color del vestido fue obra de Elena Suárez&Co. ¡Leticia estaba espectacular!

Avatar

Jardín de Barretaguren

0 Comments


LEAVE A REPLY


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.