barretaguren_inharmutiozabal

6 momentos que queremos que vuelvan

Durante estos últimos meses hemos tenido que cambiar nuestro estilo de vida y priorizar la salud por encima de todas las cosas. En Jardín de Barretaguren también hemos apostado por #yomequedoencasa, tanto por nuestra propia salud y la de nuestra familia, como por la de nuestras parejas y sus familiares y amigos. Esta situación ha provocado que la mayor parte de las bodas de 2020 se hayan tenido que posponer e, incluso, en algunos casos cancelar. ¡Qué mezcla de sentimientos estamos teniendo últimamente! Así, hay muchos momentos que hemos echado de menos durante estos meses pero, si nos tenemos que quedar con alguno de ellos estos son nuestros preferidos:

Las mariposas en el estómago los momentos previos al comienzo de una boda

Este primero, más allá de un momento es una sensación. Las mariposas que sentimos en el estómago antes de que comience una boda nos hacen sentir vivos y nos recuerdan lo que nos gusta nuestro trabajo. Es una sensación que compartimos con todos vosotros y en la que se mezclan nervios, alegría por lo que viene y, por qué no decirlo, cierta expectación para que todo lo que hemos y habéis preparado sea perfecto y os permita disfrutar con vuestros invitados.

La entrada a Jardín de Barretaguren de los invitados

Barretaguren_alejandrobergado
Fotografía Alejandro Bergado

Ver la cara de asombro de los invitados al entrar en Jardín de Barretaguren es otra de las imágenes que se repite a lo largo de todas las bodas y que echamos mucho de menos. La mayoría de vuestros invitados no se imaginan lo que se esconde tras nuestra puerta de la entrada y, cuando descubren nuestro jardín, el “wow” que se escapa de sus bocas nos hace sentirnos orgulloso de las horas que pasamos allí trabajando para que luzca así de espectacular: ese “wow” es una de nuestras mayores recompensas.

Cuando llega la novia a la ceremonia

Barretaguren_masquemomentos
Fotografía Más Que Momentos

Cuando la ceremonia se realiza en Jardín de Barretaguren podemos disfrutar de momentos tan bonitos como cuando la novia sale de nuestra casa y se dirige hacia el lugar elegido para la ceremonia; ya sabéis que tenemos diferentes espacios en los que poder celebrarla en función de vuestros gustos.

Como decíamos, este es un momento en el que nuestra novia es la principal protagonista y en el que se devela uno de los secretos mejor guardados del día: el vestido de novia. Normalmente, suelen ser muy pocas las personas que conocen con antelación cómo es el vestido, qué complementos ha elegido y cómo va peinada y maquillada, así que vuestros invitados están deseando verla: nos gusta mucho no perdernos las caras de emoción, sorpresa y alegría de este momento.

Cuando nuestras parejas se dan el “sí, quiero”

Barretaguren_MickHabgood
Fotografía Mick Habgood

Cómo no, este momento tan especial debe estar entre nuestros favoritos del día y así os lo contamos en nuestro artículo “Historia del beso”. Después de escuchar esos discursos de las personas más allegadas a nuestras parejas, discursos siempre muy cercanos y que están salpicados de notas de humor que nos hacen sacar más de una carcajada, nuestras parejas viven unos preciosos minutos en los que parece ue no hay nadie más a su alrededor. Bien sea la ceremonia oficial o no, cuando escuchamos esos “sí, quiero”, es inevitable que nos salga una sonrisa (e, incluso, a veces, que se nos ponga la carne de gallina). ¡Ay! ¡Cómo disfrutamos siempre con ese primer beso como recién casados!

Cuando nuestras parejas entran en la carpa y se oye un “vivan los novios”

Barretaguren_,masquemomentos
Fotografía Más Que Momentos

Con el cocktail parece que los nervios se van templando y nuestras parejas hacen su entrada triunfal en nuestra carpa. ¡Su cara de felicidad al ver a sus invitados allí no tiene precio! Han sido muchos meses de trabajo junto con su wedding planner y, si bien, han ido decidiendo cada detalle de la decoración, de las flores, de la mantelería, etc., ver todo en conjunto y con las personas a las que más quieres allí, es algo que impresiona y mucho.

Por el otro lado, la cara de felicidad de sus invitados tampoco se queda atrás al ver a nuestra pareja de recién casados y ese en ese momento cuando las servilletas se agitan al aire y lo vítores de “¡vivan los novios!” retumban por toda nuestra carpa. ¡No hay boda en la que no ocurra!

El primer baile como recién casados

Barretaguren_patriciawithlove
Fotografía Patricia With Love

Y, por último, no podríamos dejar fuera de este listado el primer baile de nuestras parejas como recién casados: es un momento muy especial en el que la magia que lo envuelve es puro romanticismo. Bien elijan una canción más romántica, bien una más “movida”, es otra de esas partes del día en el que todo el mundo desaparece de sus cabezas y sólo están ellos dos. Además, nuestras parejas están ya más relajadas y con muchas ganas de disfrutar de todo lo que les queda todavía por delante. ¡Que empiece el baile!

Y, el resto de secretos de este día, lo dejamos para nuestras parejas y sus invitados. Como se suele decirse “lo que pasa en Jardín de Barretaguren que se quede en Jardín de Barretaguren”. ¡Volveremos a vivir todos estos momentos pronto!

Avatar

Jardín de Barretaguren

0 Comments


LEAVE A REPLY


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.