Maite y Bart: “sí quiero” en Jardín de Barretaguren

Maite y Bart se casaron en Jardín de Barretaguren el 16 de julio de 2016, una fecha que, sin duda, ya ha quedado grabada en su memoria. En su caso, optaron por celebrar una ceremonia civil en uno de los rincones de nuestro jardín para, posteriormente, festejar su gran día bajo nuestra carpa. El amor entre ellos, su felicidad y las risas de los invitados nos acompañaron y contagiaron durante todo ese día.

Jardín de Barretaguren: Dentro de poco hará 15 de vuestro enlace en Jardín de Barretaguren. ¿Cómo ha sido este tiempo? ¿Habéis notado un antes y un después?

Maite y Bart: La verdad es que nosotros llevábamos juntos casi 7 años de noviazgo y viviendo en distintos lugares del mundo antes de que decidiésemos casarnos. Este paso fue muy importante ya que una vez decidido echar raíces en Euskadi, queríamos compartir nuestro compromiso de comenzar una andadura aquí y que toda nuestra familia y amigos fueran partícipes. No hemos notado un antes y un después en nuestra relación tras casarnos porque seguimos con los mismos pilares que habíamos construido como novios, pero sí que ha servido para celebrar nuestra unión con los que más queremos.

Jardín de Barretaguren: ¿Cómo conocisteis Jardín de Barretaguren y qué os hizo decidiros por nuestra finca para celebrar ese día tan señalado?

Maite y Bart: A través de internet buscando fincas con encanto. Nos hizo decidirnos el carisma de Xabier y el lugar en sí.

Bart: Además, debido a que yo soy de California, me gustaba la idea de casarme al aire libre y en un entorno tan idílico, que me recordara a las bodas de allí.

Maite: Yo tenía claro también que quería una boda que fuese a nuestro gusto y la verdad es que Xabier se da 100% a la hora de aconsejar a los novios, de darles todo el apoyo y la ayuda necesaria. Fue un acierto total poder encontrar Jardín de Barretaguren.

Jardín de Barretaguren: Ahora visto a posteriori, ¿cuáles diríais que son los puntos fuertes de Jardín de Barretaguren? ¿Modificaríais algo?

Maite y Bart: Los puntos fuertes son: la localización del lugar, el cuidado del jardín, el trato personal y cercano de Xabier y su familia, la variedad de opciones a elegir a la hora de poder realizar la boda de tus sueños de manera personalizada, el interior de la casa que es magnífica y cuidada al detalle, … la verdad es que no podríamos modificar nada.

Nos volveríamos a casar allí mil y una veces. De hecho, ¡ya estamos pensando en hacer el 10 aniversario allí otra vez!

Jardín de Barretaguren: ¿Les gustó el sitio a vuestros invitados? ¿Lo conocían?

Maite y Bart: Todos los invitados quedaron fascinados con el lugar. Ninguno de ellos lo conocían (varios invitados eran extranjeros) y les pareció un lugar maravilloso sin encorsetamientos donde la boda era un reflejo nuestro, ya que nada era forzado, sino tal y como lo habíamos soñado.

Jardín de Barretaguren: Nosotros tenemos dos imágenes claras de vuestro gran día: la lluvia de pétalos tras la ceremonia civil y la imagen de Maite vestida de verde a juego con sus amigas más cercanas. ¿Con qué imagen recordáis vosotros el 16 de julio de 2016?

Maite y Bart: La verdad es que esas dos fotos representan lo que fue aquel día: sorpresas, ilusión y compromiso por los tuyos. En la lluvia de pétalos estábamos recién casados y estábamos en las nubes.

Maite: Más tarde, debido a que mis amigas habían decidido ir todas de verde debido a que yo me casaba con un americano, yo decidí darles la sorpresa de ponerme un vestido verde después de la comida para el baile y así  mostrar la unión entre todas.

Jardín de Barretaguren

0 Comments


LEAVE A REPLY