Jardín de Barretaguren, decoración diferente para una boda única

Es sorprendente que un mismo espacio como es la carpa de Jardín de Barretaguren cambie tanto en función de la personalidad de nuestras parejas. A nosotros nos sigue maravillando el resultado final en cada boda y cómo no deja indiferente a nadie.

Nuestra carpa, con capacidad para 300 personas y con suelo de madera, es un espacio único en Bizkaia ya que es uno de los pocos lugares en los que se puede realizar un enlace íntegro al aire libre. Además, se adapta a los gustos de nuestras parejas creando bodas únicas e irrepetibles.

Hay varias variables que hacen que nuestra carpa se transforme en función de los elementos decorativos y la temática elegida.  Vamos a ver alguna de ellas.

Las sillas

En Jardín de Barretaguren tenemos una variada selección de sillas como son las clásicas de forja negra con cojín, de madera natural o madera blanca, de madera cross back o, las más actuales, de bambú. La elección de las sillas junto con la distribución de las mesas (redondas y alargadas) os darán una primera composición de la carpa.

Barretaguren_carpa

Imagen Juan Boado

Las mesas

Si bien las mesas redondas han sido las más populares en España durante los últimos tiempos, las mesas rectangulares o alargadas han ido recuperando su protagonismo.

Las redondas son un tipo de mesa que incita a la conversación y que no deja a ningún invitado ni al principio ni al final. La principal pega que tienen es que tienen un límite de 10 o 12 personas por mesa, dependiendo del tamaño de la misma. Esto hace que, a veces, sentar a todos los invitados se complique un poco.

Las mesas alargadas tan populares en los años 60 y 70 y que recuerdan a las grandes comidas familiares, se han vuelto a poner de moda. La principal ventaja de este tipo de mesas es que para bodas grandes dan cabida a más personas y siempre es más fácil sentar a los invitados. Además, son ideales para ser decoradas, ya que el espacio central así lo permite.

La mantelería

La selección de los manteles dependerá, por un lado, de si la boda es de día o de noche y, por otro, del tipo de decoración elegida.

En el caso de las bodas de día, las opciones son más variadas ya que la luz del día permite la elección de todo tipo de colores e, incluso, manteles estampados. Por el contrario, en las bodas de noche es recomendable la utilización de colores claros como el blanco o el marfil para contrastar con la oscuridad exterior y dar más luz al espacio.

Por otro lado, a la hora de elegir la mantelería, hay que tener presente el tipo de vajilla, cristalería y decoración floral, así como otro tipo de complementos que se van a utilizar para decorar las mesas ya que puede crearse una explosión de color que no sea armónica.

Una tendencia que va directamente unida a las mesas alargadas es la ausencia de manteles o la utilización de caminos de mesa, sobre todo, en las bodas más rústicas o boho chics.

Barretaguren_mesa

Imagen Marina Palacios

Los bajo platos, la vajilla, la cubertería y la cristalería

Estos elementos se elegirán en consonancia con el tipo de mantelería elegida, así como con el estilo que se quiere transmitir.

En lo que se refiere a los bajo platos, los más populares son los de rafia, aunque en las últimas bodas también hemos visto otros elementos que se usan como plato de presentación. Así, hojas de plantas de color verde intenso, bases redondas de ganchillo e, incluso, de pizarra negra.

La última tendencia en cristalería es que sea desparejada, es decir, que los estilos de los vasos de agua y los de las copas de vino sean diferentes (más o menos tallados, más o menos ornamentados, etc.), al igual que su tono cromático (desde el más tradicional transparente hasta intercambiar varios colores).

Meseros y decoración floral de los centros de mesa

Los meseros son un elemento imprescindible en un banquete de boda. Por un lado, indica a los invitados cuál es la mesa que les corresponde y, por otro, son muy útiles para los camareros, ya que les facilita tanto el dividirse el servicio así como reconocer dónde hay personas con algún tipo de intolerancia alimenticia.

Barretaguren_mesero

Imagen Días de vino y rosas

Los meseros se han ido transformando desde el clásico número impreso en papel verjurado hasta el más moderno soporte en metacrilato. Sea cual sea vuestra elección, deberá ir en consonancia con el estilo elegido para la decoración del resto del evento.

Además, la decoración floral de las mesas también es otro de los elementos que más visten las mesas. La tonalidad de las flores elegidas, en contraste con la de la mantelería, cubertería y vajilla, complementan el conjunto final.

 

Como habéis visto, la elección de todos los detalles con los que podéis decorar nuestra carpa, hace que cada boda sea única e irrepetible. En Jardín de Barretaguren siempre estamos abiertos a escuchar vuestras propuestas y a orientaros con todo aquello que, sinceramente, creemos que os puede ayudar a que vuestra boda sea un día imborrable en la memoria de todos.

Jardín de Barretaguren

0 Comments


LEAVE A REPLY